Easo 10 – 10 CNW Sestao

Muchos ojos estaban puestos en Donostia este pasado fin de semana. Unas horas antes de celebrarse la ‘danborrada’, fiesta por excelencia de la localidad, la Real Sociedad y el Barcelona disputaban su correspondiente partido de liga. A escasos 50 metros del estadio municipal de Anoeta, lejos de flashes y multitudes, tenía lugar otro encuentro. No del dichoso fútbol, circo romano de nuestros días, sino de waterpolo. Un deporte noble practicado por damas y caballeros.

Con apenas una docena de espectadores el duelo arrancó, y de qué manera. Easo y CNW Sestao no defraudaron a nadie. Los dos igualados en fuerzas, necesitados de puntos y con ganas de presentar batalla para cosechar la victoria. Las ocasiones se sucedían a ambos lados pero no se culminaban: tiros desde los cinco metros, balones a los boyas, intervenciones de los porteros; no había formar de marcar. Hubo que esperar hasta el minuto 6 para que Altuna adelantara a los visitantes aprovechando la primera superioridad. Parcial de 0-1 en un cuarto casi perfecto, digno de enmarcar.

Tal y como llegaron al pabellón salieron los sestaotarras a jugar los segundos siete minutos; concentrados; enchufados; sin hacer ruido. Robles, máximo goleador del encuentro con siete tantos, pronto aumentó la renta de jugada individual y también desde el punto de penalty. El marcador reflejaba un contundente 0 – 3. Los donostiarras despertaron de su letargo y en dos minutos de caraja rival echaron abajo su desventaja. Culebra, con un fuerte chut desde cinco metros recondujo a los vizcaínos a la senda de la victoria. Aunque Gorka empató y envió el partido al descanso 4 – 4.

El encuentro estaba abierto. Aristi puso al Easo por primera vez por delante, si bien no por mucho tiempo. Robles seguía a lo suyo y rubricó tanto la quinta como la sexta dianas. De elaboradas jugadas se pasó al correcalles y en una contra los locales igualaron la contienda. El pichichi sestaotarra, gozando de su estado de gracia, les endosó otro gol. Parcial de 2 – 3, para un 6 – 7 global.

Los visitantes tenían la primera victoria del curso más cerca que nunca. Comenzaban el último cuarto con una ligera ventaja, algo inusual hasta la fecha. De hecho Altuna se sumó a la fiesta y con un derechazo amplió a dos la renta de su equipo. Los de Donostia no querían perder en su casa ni en su día, así que igualaron el choque a ocho. El número 10 verdinegro no quería dejar escapar la oportunidad y perforó en otro par de ocasiones la malla guipuzcoana. Poco más de dos minutos les separaban de los tres primeros puntos del curso. El objetivo estaba cerca. La renta parecía gestionable; parecía. Apenas a un minuto del final el rival se acercó a un solo tanto. Tras salir airoso de un contraataque el Easo dispondría de la última posesión, y a tan solo cinco segundos de la conclusión sellaría las tablas. 10 – 10. Quizás ninguno debía perder y quizás el empate no hizo del todo justicia con los sestaotarras, pero fue un puntazo de partido en todos los sentidos.

La ida del campeonato 2012-2013 ha finalizado y puede que para buscarlos en la clasificación haya que mirar al farolillo rojo. Sin embargo, los recientes resultados son el reflejo de una más que evidente mejoría y progresión. No es cuestión de individualidades, sino de esfuerzo y sacrificio conjunto. En eso siguen demostrando que son unos auténticos campeones. La victoria es solo cuestión de tiempo. Quién te ha visto y quién te ve CNW Sestao. Próximo encuentro domingo 27 frente al Oiasso 1766/Bidasoa XXI B.

Ficha técnica:

Easo

Julen (Portero), Nico, Daniel Aristi (5), Jon, Daniel Astigarraga (2), A. Azkarate, Javier, Gorka (1), Xabier, Iñigo (1), Urtzi y Unai (1).

Entrenador: Óscar Cofán

CNW Sestao

Ibon (Portero), Ion, Aritz Blanco, Iban, Iker, Endika, Altuna (2), Hartzea, Robles (7), Beñat, Peñalba, Aritz ‘Culebra’ (1) y Bernar.

Entrenador: Eduardo Hurtado

Colegiado: Diego Pérez de Nanclares

Bernar Peláez

@berpelaez

 

Un puntazo de partido
Tagged on: