Un poquito de historia del waterpolo Sestao:

Una de las primeras plantillas: 3ª Fila: Josu Suarez, XXX, Gorka Pinto 2ª Fila: Unai Antuñano, XXX, XXX, Borja, Aritz Monge, Javier Rodriguez, XXX, Argider Gómez (entrenador) 1ª Fila: Javi Encinas, Ritxard Agirre
Una de las primeras plantillas:
3ª Fila: Josu Suarez, XXX, Gorka Pinto
2ª Fila: Unai Antuñano, XXX, Arkaitz Luis, Borja, Aritz Monge, Javier Rodriguez, XXX, Argider Gómez (entrenador)
1ª Fila: Javi Encinas, Ritxard Agirre

En el 2006, algunos de los excanteranos del extinguido Ademar Sestao, presididos por Unai Antuñano, decidieron volver a crear un equipo en su pueblo. Entrenados por Argider Gómez, sus primeros integrantes (y directivos) fueron Gorka Pinto e Iván Martín, quienes junto con Unai dejaron el equipo de waterpolo de Barakaldo, en el que militaron el año anterior, para poder jugar más cerca de casa. A ellos se unió un grupo de nadadores dispuestos a aprender sobre nuestro deporte.

Ese equipo se llamaba Club Deportivo Natación Burbujas Sestao. Sobre el nombre, es casi mejor no preguntar. Solo comentar que durante los primeros tres años los patrocinaba el McDonalds, y el nombre completo era el Club Deportivo Natación McDonalds Burbujas Sestao.

El equipo masculino fue progresando poco a poco hasta que en la temporada 2010-2011, tras ganar la Liga Open Gipuzkoana (esa temporada la Federación Vasca no organizó una segunda división) y el campeonato de ascenso, consiguió ascender a la primera división de EH.

Logo del WP Sestao 2006-2011
Logo del WP Sestao 2006-2011

Además de por el ascenso, el año 2011 es muy importante en la historia del club porque marcó la unión entre el CDN Burbujas Sestao y el Club Natación Sestao, creando el Club Natación Waterpolo Sestao (CNW Sestao). Por desgracia, y a pesar de la fuerza obtenida por esta unión, el equipo no estaba todavía preparado para la máxima división de Euskal Herria, por lo que la temporada siguiente volvió a descender a la segunda división con un solo punto.

En un ámbito no deportivo, la unión supuso cambios estructurales dentro del club. Unai Antuñano, presidente y fundador, dejó su cargo que pasó a manos del presidente del Club de Natación de Sestao, “Fede”. Además, se diseñaron nuevas equipaciones y un nuevo logotipo basado en el del club de natación.

De vuelta en segunda y pasando por horas bajas, los responsables de la sección de waterpolo

decidieron dejar de lado los objetivos cortoplacistas que se habían tenido hasta entonces, y se empezaron a plantear unos objetivos más a largo plazo. Lo primero que se hizo fue apostar seriamente por la cantera, llegando a triplicar el número de integrantes del club en una sola temporada.

En cuanto a las chicas, durante la temporada 2007-2008 había solo 6 entrenando en Sestao. No eran suficientes para sacar equipo y ese año no pudieron jugar más que unos pocos amistosos mezclándose con los chicos. De cara a la temporada siguiente, la 2008-2009, el club llegó a un acuerdo con el Club Natación Maristas para mezclar sus equipos femeninos y participar en competiciones oficiales bajo el nombre de Maristas-Sestao.

Este acuerdo duró hasta la temporada 2013-2014, ya que una vez consolidado el equipo masculino y comenzado el buen trabajo en las categorías inferiores, se optó por tratar de sacar adelante un equipo femenino formado únicamente por deportistas del CNW Sestao. Con esa idea en mente, diferentes integrantes del club se pusieron a repartir octavillas por los diferentes pueblos de la zona, creando así el primer (y a día de hoy único) equipo de waterpolo femenino de la Margen Izquierda.